Call Center

+56 2 2964 3050

Mi Cotización

0

Noticias

ÚLTIMAS NOTICIAS

<< Volver 3 formas de gestionar residuos en construcción

3 formas de gestionar residuos en construcción

06/04/2021

Usualmente los trabajos en una obra de construcción generan una gran variedad de residuos, cuya cantidad y características dependen de la fase de la faena y del tipo de trabajo ejecutado. Por ejemplo, al inicio de un proyecto, durante la etapa de demoliciones o movimientos de tierra, se origina una importante cantidad de desechos llamados “sobrantes”. Lo anterior pone en evidencia la importancia de la gestión de residuos en construcción. 

Esta práctica es clave incluso antes de comenzar los trabajos, por lo que es recomendable considerarla desde la planificación de cada proyecto. La idea es que, antes de que se produzcan los residuos, todo el equipo de trabajo sepa cómo reducirlos, reutilizarlos y reciclarlos mediante la organización de contenedores, contemplando en esta tarea incluso los desechos de comedores y de oficinas, como papeles, toners y tintas.

Si los residuos de una construcción no se gestionan de una manera adecuada, pueden surgir problemas con autoridades por atentar contra el medio ambiente y la salud pública. Para evitar esto, presentamos las mejores formas de reducir, reciclar y reutilizar los desechos, efectiva y responsablemente:

1.Reducir
Lo primero y más conveniente para un proyecto de construcción es reducir la cantidad de residuos, estudiando cómo evitar que se produzcan. Algunos ejemplos de ello son elegir opciones orientadas a preservar construcciones ya existentes en vez de partir de cero; diseñar edificios bajo criterios que prolonguen su vida útil; coordinar los envíos de los materiales con un embalaje mínimo; y utilizar métodos de construcción que incentiven el desmontaje y la reutilización. Todo esto ayuda a requerir menos espacio en el vertedero, optimizar los traslados, factor incidente en los costos, reducir costos del proyecto y disminuir el impacto en el medio ambiente.

2.Reutilizar
Existen muchas formas de reutilizar los desechos de construcción para que sean transformados en otros productos o destinados a otro uso. Primero hay que saber qué materiales sirven para ello; algunos son el hormigón, desechos metálicos, la madera limpia, pavimentos asfálticos, plásticos, sobras de albañilería y materiales aislantes y eléctricos.

Por otra parte, productos grandes que están en buenas condiciones, como ventanas y puertas, se pueden donar o vender a otras construcciones. Incluso, tierras sobrantes normalmente se reutilizan directamente en tareas de paisajismo, lo que conlleva beneficios como disminución de emisiones y una menor huella de carbono, al no tener que usar transporte para eliminarlas.
Al reutilizar este tipo de materiales se aprovechan mejor los recursos y se ahorra dinero.

3.Reciclar
Reciclar siempre es posible dentro de una obra de construcción. Los desechos y componentes de las viviendas a menudo se pueden convertir en nuevos recursos. Sin ir más lejos, los escombros y el hormigón pueden servir de áridos, y la madera sirve para fabricar muebles. El tema es cómo encontrar un método de organización y logística para recoger todos los residuos, que de otra forma serán eliminados.

Una buena idea es habilitar varios contenedores in situ, destinados a separar los desechos provenientes de cada tipo de material. De esta manera los trabajadores se pueden hacer parte del proceso de gestión de residuos en la construcción y serán parte clave para lograr las metas de reciclaje. Para esto es necesario considerar un espacio adicional y contar con una adecuada supervisión, a fin de garantizar que la clasificación se realice de forma correcta. En caso de no contar con mucho espacio, se puede utilizar un solo contenedor y en vez de separar los materiales según su tipo, usarlo como área de recolección, para luego transportar tales materiales que serán clasificados en otros centros especializados.

La mejor gestión de residuos depende de los recursos y el tiempo que todo el equipo pueda destinar al proceso. Por eso es importante definir bien desde un comienzo de la obra o proyecto, los espacios, las operaciones y las tareas de supervisión efectiva.

Top